CAMBIAR LOS PARADIGMAS. OBLIGACIÓN DE TODA EMPRESA.

por | 15 abril 2009
Fuente: Dr. Daniel H. Casais Hace algunos años atrás he escrito un artículo con igual tema de fondo. La crisis. Esta vuelve a ser nuestro entorno más directo, la noticia del día, la preocupación constante y el último pensamiento antes de dormir…y a veces, el desvelo durante la noche. A fin de desmitificar a “la crisis” tenga presente que esta es una constante del ser humano. En el vientre materno, cuando a los ya no queda lugar y nos vemos obligados a salir del departamento de 1 ambiente que tanto nos cuidó. Salimos, por una puerta más chicha que el diámetro de nuestra cabeza y para colmo, señores que no conocemos nos toman de los pies y nos dan un chirlo. Luego, debemos trabajar (llorando) para tomar la teta y/o nos cambien o tener mimos. ¿Acaso no es una crisis?. A todos aquellos que tienen hijos se les escucha en algún momento “…y esta en la edad difícil”. Como padre que soy, me pregunto: ¿Hay alguna edad de nuestros hijos que no sea la difícil? Siempre estamos en crisis y esa es la constante, algunas veces podemos sentir más sus efectos y otras no, pero desde que definimos a la vida como un hecho en constante evolución, su dinámica en sí implica una situación de ajuste continuo, es decir un esquema de adaptación permanente a fin de enfrentar la crisis que provocan los nuevos acontecimientos. El explosivo cambio que se evidencia en el mundo de la tecnología, la economía, lo social, lo político, etc. hacen obsoletos los paradigmas que durante mucho tiempo definieron la realidad empresaria. El gran autor Peter Drucker dijo “En el futuro inmediato, los gerentes tendrán que ser capaces de olvidar lo que hacían, tan rápido como aprenden las cosas nuevas que tienen que hacer”. Esto brinda una idea lo la velocidad de los cambios en nuestra actualidad y la obligación de cambiar a igual ritmo si se pretende sobrevivir. Los cambios que estamos experimentando son de tal magnitud y trascendencia que alteran significativamente a toda la organización; desde los sistemas productivos, la calidad, el marketing, la innovación, la competitividad, el servicio, etc. Ver sitio.
Compartir... Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Tweet about this on Twitter