El proceso de optimización de páginas para mejorar el posicionamiento en Google.

por | 3 marzo 2009
Ya he hablado en otras ocasiones sobre la complejidad de estas tareas, pero al hilo de estas consultas recibidas, creo que conviene de nuevo reflexionar sobre cómo se realiza una optimización de posicionamiento. Algunos de los interesados todavía se sorprenden de la necesidad de adaptar los textos o de modificar la estructura de las páginas como condiciones imprescindibles para implementar esos procesos de optimización. El proceso de optimización para buscadores (muy extendido está el acrónimo SEO, en inglés search engine optimization) se sustenta en una táctica con 3 frentes:

Potenciar y habilitar el máximo rastreo de páginas.

Aplicar sobre las páginas web una serie de técnicas para que faciliten al máximo los procedimientos de captura de páginas por parte de los robots o spiders (el software que captura las páginas web para luego incorporarlas en su base de datos), normalmente incidiendo en la estructura y formato de la página .

Adaptación de contenidos y textos.

Análisis de las palabras clave más adecuadas y su incorporación en puntos estratégicos de la página.

Optimizar el número de links (inbound links) que apuntan al web que se optimiza.

No es fácil resumir todo lo que tenemos en cuenta en el proceso de optimización para buscadores y lo que hemos visto y probado desde 1996, cuando empezamos a pelearnos en Altavista por las primeras posiciones (Google abrió puertas a finales de 1998). Se trata de la maximización y adecuación de 2 tipos de variables que intervienen, cada una con su peso específico, no sólo en el algoritmo de ranking de Google para los resultados normales (no para Adwords) sino también en cómo aparece la URL del web en los resultados de la consulta.

Factores "on the page".

Son los elementos que componen la propia página web, como ya he mencionado antes: los textos y etiquetas de las páginas, la estructura del web, la navegación, los enlaces, las páginas con contenidos dinámicos, configuración robots.txt, etc. Por eso es importante que el responsable de la web asuma que sin realizar retoques o adaptaciones, no es posible trabajar todas estas variables y, en consecuencia, se dificulta hasta hacerla prácticamente inviable, la optimización del posicionamiento. Insisto que no se trata de rediseñar el web, sí en cambio de realizar modificaciones o adaptaciones en las páginas, conservando el concepto del web y la inversión realizada. En algunos casos excepcionales es necesario rediseñar toda la web, pero aún es estos casos se pueden planificar otras estrategias de promoción que no se apoyen exclusivamente en los buscadores. Estos factores "on the page" son tan importantes que recibimos peticiones de consultoría o asesoría del web cuando está en fase de desarrollo y prototipo. Nuestra aportación en esta fase del proyecto le permite al diseñador continuar su trabajo con la tranquilidad de que no se van a perjudicar las oportunidades del web en los buscadores una vez se publique la web, además de que le ahorra al cliente costes futuros de optimización o adaptación. Factores "off the page". El factor externo a la página se refiere a la cantidad y "calidad" de los enlaces desde otras páginas fuera del web. Este tipo de optimización ya no incide en la página, y de hecho se puede realizar este trabajo sin acceder para nada a ella, aunque requiere igualmente de conocimientos estratégicos sobre cómo conseguir los enlaces, qué enlaces interesan más, cómo se deben editar, etc. Como os he dicho antes, he podido comprobar cómo algunas empresas que se dedican profesionalmente al marketing para buscadores realizan cambios extraños (muchas veces totalmente estériles) generan páginas nuevas o trabajan enlaces en páginas ficticias o sin ninguna credibilidad para Google. Te recomiendo que si deseas conocer qué puedes exigir a un profesional SEO o lo que debe despertar tu desconfianza, no hay un resumen mejor que el que Google ha preparado para ahorrar disgustos a los webmaster. Espero que estas líneas te habrán ayudado a entender un poco mejor la complejidad y la dificultad de unas tareas que cada vez requieren de mayor especialización. Por lo que respecta a nosotros y nuestro enfoque, estas son nuestras reglas de oro : - el tráfico no es el objetivo FINAL de los trabajos de optimización de tu web para mayor visibilidad en buscadores, los resultados que te proporcione el web SI. - no sirve de nada el tráfico atraído por engaños o técnicas fraudulentas, sólo proporciona resultados a muy corto plazo y en cambio puede perjudicar gravemente las expectativas de tráfico futuro (Google penaliza los dominios que aplican intensivamente técnicas de manipulación o de engaño al robot). - aunque la estrategia de maximización de tráfico desde buscadores sigue siendo efectiva, no es la única manera de conseguir resultados para el web. Cada web debe personalizar su propia estrategia según los objetivos del proyecto web, sus recursos y la competencia así como adaptarla periódicamente a la variabilidad del entorno.   Autor: Magaly Benitez http://www.poliedric.com/docs/masseo.htm
Compartir... Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Tweet about this on Twitter