La importancia de conocer tu público objetivo

por | 10 febrero 2009
Una de las claves del éxito de un sitio web es conocer el público objetivo y crear el sitio en función de sus intereses, necesidades y expectativas. 27/1/09 - Los internautas forman un conglomerado de usuarios de lo más variado. Lejos están los días que la Red de Redes era accedida principalmente por jóvenes, con intención de chatear o enterarse de algo sobre sus estrellas preferidas. Hoy el acceso a Internet es cada día más global y el tipo de persona que se conecta es más variado. Por tanto, tenemos que poner mayor atención todavía en enfocar nuestro sitio web, para que sirva de utilidad a las personas que forman parte de nuestro público objetivo, y la experiencia de uso de éstos sea más satisfactoria. Cualquier sitio web creado para cumplir un objetivo debe cuidar hasta el más mínimo detalle para conseguir las metas que se había planteado y sin duda uno de los puntos más importantes es saber quién nos visita y para qué. Podemos dejar de lado, para lo que respecta a esta necesidad, a todos los sitios personales que sólo buscan publicar alguna información sobre algunos de sus intereses o hobbies. Pero la mayoría de las páginas hoy se construyen para algo, puesto que para subir unas fotos, relatos de viajes o cualquier otra cosa, existen multitud de comunidades sociales en las que un internauta no necesita aprender a desarrollar webs para utilizarlas. Así que, uno de los pasos fundamentales para desarrollar una página, o rediseñarla, es pensar en nuestro público, pues es la manera más adecuada para que nuestros esfuerzos acaben en el éxito. 1.- Si no resuelves tú sus necesidades, las resolverá la competencia Sabemos que la cantidad de información y servicios que existen en Internet, para la mayoría de los temas que podamos imaginar, son enormes. Nuestra competencia puede ofrecer el mismo contenido o servicio y al usuario le costará muy poco trabajo encontrarla, tanto como encontrarnos a nosotros. El público de Internet no es fiel por naturaleza y si por cualquier cuestión no ofrecemos lo que necesita o cómo lo necesita, sin dudarlo un instante, irá allí donde se lo ofrezcan tal como quiere. 2.- Diseñar y editar bien desde el principio Cualquier análisis previo a un proyecto es positivo y pensar en los visitantes es fundamental para cosechar el éxito. A la hora de proyectar un sitio web debemos pensar en nuestra posible audiencia y, si desde el primer día, enfocamos los esfuerzos en satisfacer a los visitantes, estaremos haciendo un mejor trabajo. Tendremos que pensar en cosas como el diseño de plantilla a utilizar, para que sea fácilmente comprensible por el usuario objetivo, la definición de la pantalla que puede tener el usuario que nos visita, la complejidad de los procesos de compra o de trabajo con el sitio, etc. Pero también tenemos que pensar en el tipo de información que están buscando y ofrecerle aquellos contenidos que sirvan para cubrir sus necesidades. 3.- Optimizar la usabilidad Para que nuestra página sea usable, una de las principales tareas es centrarse en el usuario o público objetivo, tal como explicamos en el artículo Principios generales de usabilidad en sitios web http://www.desarrolloweb.com/articulos/1133.php, que recoge una serie de items en los que el usuario siempre es el número uno de los argumentos para tomar las decisiones de implementación de un sitio. 4.- No bombardear al usuario, sino darle lo que necesita Cuantas más posibilidades ofrezcas al usuario más fácil es que se despiste sobre lo que iba a hacer en tu página, o lo que le gustaría hacer. Por eso, cuanto más conozcas al usuario más capacidad tendrás de darle lo que necesita, en vez de bombardearle con todos los temas posibles que tratas en tu web. 5.- Tu imagen de marca depende de la satisfacción del usuario En Internet se da una comunicación directa entre las empresas o sitios y los visitantes que se interesan por ellos. Todo lo que vean los usuarios en un sitio web es la imagen que tienen de esa institución en la web. Así que no hay que hacer las cosas porque sí, sino aprovechar la oportunidad de comunicación que se presenta con cada visita. Para triunfar lo fundamental es dar soluciones a las personas y eso se consigue sabiendo quiénes son y qué quieren de ti.

Qué hacer para conocer tu público objetivo

Para conocer tu público objetivo existen multitud de medios y algunos se pueden hacer mediante herramientas que ya están preparadas y listas para ser usadas por los administradores de sitios web, como programas estadísticos, que controlen la cantidad de usuarios, su procedencia, las horas que nos visitan, los caminos que recorren para llegar a la información que necesitan, etc. Otras técnicas pasan por la lectura de nuestros correos electrónicos de contacto de los usuarios, para saber qué buscan, qué necesitan y qué problemas tienen al utilizar el sitio o nuestros productos. Hacer encuestas a los visitantes o solicitar que se registren. En el registro deberíamos pedirles aquellas informaciones personales que nos ayuden a proporcionarles a aquello que necesitan, o nos ayuden más adelante a editar el sitio para solucionar temas que hayan surgido. En general, la comunicación con el usuario es uno de los pasos más importantes para conocer el público objetivo. En siguientes artículos explicaremos mejor algunas de las formas más interesantes para conocer tu público objetivo.
Compartir... Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Tweet about this on Twitter