Potencie su “red de contactos” en sólo tres pasos .

por | 8 Febrero 2010
Su red de contactos constituye una herramienta sumamente poderosa, capaz de catapultar a alturas extraordinarias una carrera laboral. Las personas de todo nivel se benefician a partir del networking para lograr sus aspiraciones profesionales. A pesar de su comprobada eficacia, mucha gente no aprovecha a fondo el “poder humano”. Esto, por lo general, se debe a sus propios prejuicios (por lo general infundados). Me he topado con mitos que van desde “no me desenvuelvo bien socialmente” hasta “la verdad que no conozco demasiadas personas”. Permítame compartir con usted la manera en que se puede desarrollar networking con tres sencillos planes de acción. 1. Utilice el efecto dominó Hace unos días me llamó un productor de seguros. Empezó la conversación de la siguiente manera: “Qué tal, Cristina, Fulano de Tal me pidió que la llamara porque pensó que a usted le interesaría hablar conmigo”. Su tono de voz me indicaba a las claras (no se necesita ser demasiado perceptiva) que se trataba de un speech de ventas, así que mi primer instinto fue colgar con alguna excusa, pero como había mencionado a mi colega le permití continuar. Cuando terminó de hablar me preguntó si sabía de alguien que pudiera beneficiarse con una conversación (yo más bien diría un monólogo) similar. Si bien yo no estaba interesada en sus servicios, el hecho es que conocía a algunas personas que se encontraban buscando algún tipo de seguros. ¿Feliz coincidencia? Puede ser. El agente había utilizado lo que yo he dado en llamar la “técnica del efecto dominó”. Por más que la mayoría de la gente no vende seguros, el hecho es que sí nos beneficiaríamos al aplicar ese principio a nuestros esfuerzos de networking. Si hacemos el esfuerzo consciente de pedirles a todos los contactos de nuestra red que nos remitan a algunos de sus propios contactos –tenemos que estar dispuestos a reciprocar en caso necesario–, y a la vez les pedimos a cada uno de esos contactos que nos presente a alguien más (y repetimos el mismo proceso una y otra vez), en pocos meses nuestra red se habrá multiplicado y esparcido hasta llegar a cientos y tal vez miles de personas. De usted dependerá cómo aprovechar esa red que se va formando de manera exponencial. 2. Contáctese con gente de gran networking Conectarse con los bien conectados es una estrategia poderosa. Los líderes de la industria, autores, expertos y oradores tienen muchos seguidores. Con sólo conectarse con algunos de ellos, estará en condiciones de establecer networking con una fuente inagotable de potenciales contactos. Para lograrlo, sin duda ha de invertir horas de trabajo de investigación, sobre todo en redes virtuales como Linkedin. 3. Lea y escriba Acá no me refiero al mero hecho de leer para entretenerse o escribirles a sus amigos. Me refiero a leer artículos y publicaciones profesionales, o publicar en revistas o semanarios de la industria, realizar trabajos académicos, escribir en blogs especializados u otros medios de comunicación que circulen entre colegas. Conseguirá así alcanzar un vasto público, casi podría decirse un pool inimaginado de lectores que se multiplicarán exponencialmente sin que usted siquiera se entere. Escribir no es, simplemente, un ejercicio publicitario. Todo lector es un potencial contacto de networking. Si usted es un lector incansable, permítame sugerirle que envíe a los autores mails o cartas de apreciación en los que exprese aquello que captó su atención o su interés. Si lo hace con cierta constancia, estos pequeños intercambios podrían ser los precursores de algunas oportunidades interesantísimas de networking. En síntesis… el siglo XXI ofrece estas maravillosas herramientas. No obstante, nada es “gratis”. Todavía… el éxito es el resultante del esfuerzo personal. Autor: Lic. Cristina Mejías. Fuente: Ser Humano y Trabajo.
Compartir... Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Tweet about this on Twitter