Qué es en realidad el buen diseño web.

por | 11 marzo 2009
 Un sitio comercial en donde el buen aspecto debe predominar y mantener una línea de diseño coherente con una imagen corporativa preestablecida. Pero para una aplicación web destinada a cientos o miles de usuarios y que tiene interacción con el usuario todo cambia. Hace un tiempo, charlando con amigo programador que me mostraba un proyecto que quería lanzar, noté que si bien la idea del sitio era muy interesante y el funcionamiento intuitivo y usable el diseño o aspecto general era demasiado austero, dicho en otras palabras; era horrible. Con buenas intenciones le dije que podía diseñarle algo mejor, hacer una maqueta y que modifique luego él. Mi asombro fue cuando negó mi ofrecimiento y me dijo que un sitio austero y sencillo tiene más posibilidades que un sitio muy elaborado en diseño. Me pareció “medio incorrecta” su observación y pasé a otro tema. Siempre pensé que un sitio debe cautivar por su aspecto. Sin embargo la idea me quedó en la cabeza, una cosa obviamente es un sitio comercial en donde el buen aspecto debe predominar y mantener una línea de diseño coherente con una imagen corporativa preestablecida. Pero para una aplicación web destinada a cientos o miles de usuarios y que tiene interacción con el usuario todo cambia. Últimamente me he dado cuenta de que los usuarios de aplicaciones ya no quieren las cosas bonitas, porque eso les transmite la idea inconsciente de “comerciabilidad”; se le transmite la idea de que algo en el fondo quieren venderle, de que algo le van a cobrar. Digo esto después de “encuestar” a muchos usuarios que son fanáticos de aplicaciones simples, casi sin diseño. Hice esto porque estoy desarrollando una aplicación junto con un amigo y deseaba saber que es lo que realmente quieren los usuarios. Descubrí lo siguiente: El sitio debe ser Funcional: el sitio debe responder siempre a lo que el usuario espera, nunca debería defraudarlo. El usuario entra con una idea fija en la cabeza, lograr o encontrar algo, si no lo logra se verá engañado calificando el sitio como poco útil o poco preciso. La garantía es que nunca más vendrá. En cambio si el sitio cumple nos aseguramos un lugar en sus favoritos. El diseño debe ser usable: muchos siempre han pensado que un sitio usable es uno que tiene tipografías grandes y colores llamativos. Nada más lejos, un sitio usable tiene solamente lo que necesita el usuario, nada más. No sobra ningún vínculo y se destaca de manera visual lo que más necesita. Todo está a su alcance con el menor esfuerzo visual. El diseño debe ser Sencillo: creo que esto es lo más importante y al mismo tiempo lo más difícil de lograr. Como diseñadores tenemos una tendencia de cargar las cosas para estilizarlas, pero a veces cometemos el error de entorpecer o saturar el aspecto de un sitio. El ojo del usuario se concentra en pocas cosas, mientras más ornamentos u objetos tenga más demorará en encontrar cada cosa. El diseño debe “hablar”: El usuario debe poder identificar y generar un esquema en un pantallazo de como se compone el sitio y como deberá moverse en el mismo. Esto se logra aplicando los principios de la usabilidad y utilizando recursos visuales de una manera muy sutil. Por ejemplo, se debe determinar claramente lo que es contenido dinámico de lo que es estático. Esto es parte sensible en la navegación general. Debe estar bien programado: la buena programación ayuda a la sencillez y a la velocidad de carga, creo que el contar con una buena programación es importantísimo. Mientras en menos cosas intervenga el usuario más adicto se hará a la aplicación o al sitio que navega. Por ejemplo, el otro día estaba utilizando un sitio que permitía subir trabajos de diseñadores, cuando hacía el upload de imágenes la aplicación me dijo que las imágenes deberían tener determinado ancho en píxeles. Automáticamente salí del sitio y busqué otra aplicación porque no tenía ganas de editar cada imagen. Mientras más fácil hagamos la vida del usuario más cariño le tomará a tu sitio. Un sitio bien programado también es muy rápido. No precisas tampoco meter AJAS por todos lados, debe existir equilibrio. El diseño no precisamente debe ser llamativo: Flickr, Youtube, Facebook, realmente no poseen un gran diseño, más bien son austeros y apuntan al uso del texto medianamente estilizados para lograr un buen diseño, pero no impresionan a nadie. La verdad es que ganan por la utilidad del mismo. Cuando conocí youtube hace unos tres años, me dije que este sitio era un fracaso por el diseño pobre que tenía, que equivocado que estaba. El diseño debe se utilizable, no debe porque despistar al usuario ni mucho menos distraer la atención principal. En el caso de flickr nada sobra ni nada falta. Creo que es el mejor modelo de donde nos podemos agarrar. Simple pero no desagradable: Muchos en el afán de lograr la máxima simpleza rayan la austeridad absoluta o el mal gusto, descuidando combinaciones de colores, tamaños de tipografías y espacios de blancos. Se debe buscar el equilibrio, esa es la clave. Alguien dijo que el buen diseño pasa totalmente desapercibido, no nubla ni distrae al usuario. Estas son mis observaciones, la verdad es que son muchos los factores que inciden en el éxito de un sitio, pero como siempre digo, si pensamos en el perfil de usuario que visitará el sitio estaremos muy cerca de lograr siquiera que nos vuelvan a visitar. http://www.webtaller.com/maletin/articulos/realidad-buen-diseno-web.php?bol0309-2
Compartir... Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Tweet about this on Twitter