Webmasters al por mayor, llegar y llevar

por | 25 Octubre 2008
No es para nadie una novedad: En la labor del Webmaster nos estamos encontrando últimamente con demasiada oferta basura contra la que competir. No sería un problema si el cliente entendiera algo de todo esto, lamentablemente poco les interesa saber. La mayoría de las veces les basta con tener una presencia en la Web, y si más encima sus páginas son capaces de mostrar un par de gráficos, y que decir si además pueden procesar un formulario de contacto, quedan felices. Muchos webmasters son diseñadores gráficos, publicistas, expertos en redes, informática en general, o simplemente personas que han profesionalizado sus aficiones, inviertiendo tiempo, dinero y recursos en lo que han querido transformar su medio de subsistencia entregando a los clientes un producto final de calidad. Pero hoy tenemos en el mercado cientos de ofertas que copan nuestras casillas e-mail, donde por poco menos de veinte dólares, ofrecen el diseño de un "sitio Web profesional, todo incluido". Todos quienes trabajamos desde hace años en Internet sabemos que esto no es posible, el tiempo a invertir para el desarrollo de un sitio medianamente decente, supera con creces ese valor. A menos, por supuesto, que trabajemos exclusivamente con plantillas con las cuales alimentamos los espacios de nuestros clientes haciendoles creer que su diseño es exclusivo. Aún así, el tiempo que demora personalizar una plantilla para nuestro cliente (logotipo, texto, colores) es caro no solo por que nosotros así lo decidamos, sino por que somos profesionales que debemos aprender a valorar nuestro trabajo como corresponde. Esta nueva clase de "webmasters" que ha aparecido en Internet regalando prácticamente el trabajo, nos afecta. Nos afecta por que tenemos que lidiar con este nuevo elemento negativo para convencer al cliente que debe tomar un servicio de diseño con experiencia, que entienda y comprenda sus necesidades, que sepa como concretar sus deseos en la Web, y la única forma de hacerlo es aplicando en cada caso todos nuestros conocimientos y experiencia. Este conocimiento y experiencia no puede ser regalado, después de todo, ese mismo empresario que nos está solicitando el diseño de un sitio, ha tenido que invertir para luego vender sus productos y servicios. nosotros, lo mismo. Hemos invertido y aprendido, y eso debe ser pagado en cada trabajo que presentamos. ¿Cuales son entonces los argumentos que debemos presentar para competir contra quienes regalan su trabajo? Principalmente CALIDAD y EXPERIENCIA Ambos factores son decisivos a la hora de tomar una decisión por parte del cliente. Debemos concentrarnos en estos dos puntos en nuestras presentaciones. Como en toda negociación, no es bueno que intentemos manchar la imagen de la competencia, por tanto debemos ir directamente sobre nuestro "plus" y estrujarlo frente a los ojos del cliente para que se convenza de la ventaja de comenzar "en serio" en Internet. Un Webmaster real es capaz de presentar al cliente un proyecto que le permita en corto plazo insertarse en la mecánica de Internet y logre posicionarse en el más breve tiempo en lugares de privilegio (técnicas de e-marketing, posicionamiento en buscadores, etc). Mientras tanto, una persona que no tiene la experiencia suficiente solo logrará que el cliente no solo pierda su dinero, sino tambien un tiempo precioso. Hoy ninguna empresa puede darse el lujo de estar fuera de Internet, la genta utiliza este medio como el principal para sus consultas superando en mucho a todos los demás medios tradicionales. Si el cliente se decide por el "ofertón", sencillamente estará arriesgándose a perder muchísimo tiempo y dinero pues finalmente deberá acudir a alguien con experiencia para reparar el daño hecho a su imagen en la Red, y comenzar desde cero nuevamente. Este es el argumento que se debe utilizar, adecuandolo a cada situación. Por supuesto jamás diciendole al cliente que perderá dinero y que el competidor que entrega ofertones es malo, sino simplemente por que contratarte a ti como Webmaster o diseñador puede resultar en un excelente negocio para el, sin importar que el trabajo tenga un precio mayor, cuando le puedes asegurar un resultado que en nada se parece al de un aficionado. Autor: Sebastian Cristi www.aiwh.org
Compartir... Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Tweet about this on Twitter